El dólar ganó momento tras datos de inflación mayorista lo que le permitió recortar pérdidas. Además los pedidos iniciales de subsidio de desempleo se redujeron más de lo esperado. El viernes será el turno del reporte de ventas minorista y del IPC.

El índice de precios al productor en septiembre subió 0.4%, en línea con las expectativas, lo que hizo que la tasa anual pase de 2.4% a 2.6%. Por su parte, el índice subyacente que excluye alimentos y energía se incrementó 0.4% por encima del 0.2% esperado, empujando la tasa anual a 2.2% desde 2.0%. Este último dato, que superó las expectativas del mercado le dio un impulso al dólar en el mercado, sobre todo luego de lo que fueron las declaraciones de ayer de funcionarios de la Reserva Federal y de las minutas, que advertían por temores sobre la no temporalidad de la baja inflación.

En otro reporte, el Departamento del Trabajo informó que los pedidos iniciales de subsidio de desempleo cayeron en 15.000 en la semana terminada el 7 de octubre hasta 243.000, en contra de los 251.000 esperados. Se aclaró en el informe que las cifras siguen estando influenciadas por el los huracanes Irma y Harvey. Los pedidos iniciales sigue retrocediendo, acercándose a los niveles que tenían antes de septiembre. Aún están por encima de esa zona, pero por una diferencia cada vez más pequeña.

En lo que respecta a los pedidos continuados estos se redujeron a 1,889 millones, cifra menor a los 1,935 esperados por analistas y por debajo de los 1,921 de la semana pasada.

Hoy no habrá más reportes económicos de EE.UU. La expectativa pasa a centrarse en el viernes, cuando a las 12:30 GMT se publicará la evolución del índice de precios al consumidor y las de las ventas minoristas durante septiembre.

** FXStreet, noticias de divisas **