Las órdenes de mercado se pueden usar para liquidar una posición abierta o para entrar en el Mercado a un precio distinto del actual. Existen tres tipos de órdenes:

Orden Límite

Este tipo de orden se puede usar de dos maneras: primera, para limitar una pérdida o asegurar una ganancia de una operación abierta cuando el mercado se mueve a nuestro favor; segunda, para entrar en el Mercado a un nivel predeterminado.

Sencillamente, una Orden Límite es una orden que se coloca para comprar o vender a un determinado precio. La orden tiene dos variables: la variable “precio” y la variable “duración”. Por un lado, el inversor especifica la cotización a la cual desea comprar o vender una divisa frente a otra; por otro lado, determina el tiempo durante el cual desea que la orden permanezca.

Una Orden GTC (Good Till Cancelled) permanece activa hasta que el inversor decide, manualmente, cancelarla. Este tipo de orden no se anula automáticamente, sino que es responsabilidad del inversor recordar que tiene esa orden puesta, y dejarla activa a la espera de que el mercado la cruce, o cancelarla.

En cambio, una Orden GFD (Good For the Day) permanece activa hasta el final de la jornada. Puesto que el Mercado Forex está en funcionamiento las 24 horas del día y de la noche, ininterrumpidamente, se considera que la jornada de mercado finaliza exactamente a las 12:00 h. GMT, es decir, a la 01:00 CET de la madrugada.

Orden de STOP-LOSS

Una Orden de STOP-LOSS se coloca, como en el caso de la orden límite, para comprar o vender una divisa frente a otra a un precio determinado. La Orden de STOP contiene, así mismo, las dos variables mencionadas anteriormente al hablar de las órdenes límite: la variable “precio” y la variable “duración”.

La diferencia principal entre una orden límite y una orden de STOP, es que esta última se utiliza para limitar pérdidas potenciales, mientras que la orden límite se utiliza para entrar en el mercado y para realizar beneficios.

Una Orden de STOP-LOSS puede permanecer activa hasta que el inversor la cancele (si la define con una duración GTC), o hasta que finalice la jornada (si la define con una duración GFD). Veamos un ejemplo:

Ejemplo: El Sr. Pérez compra 1 lote de EUR/USD (1 lote = 100,000) al precio de 1. 2500 dólares por euro. Aunque él espera que el mercado se mueva unos 60 o 70 pips a su favor, quiere protegerse en caso de que haya sobrevalorado la fortaleza del euro y el mercado, en contra de sus expectativas, caiga. El Sr. Pérez sabe que existe un soporte importante en el nivel de los 1.2470 dólares por euro y decide colocar una Orden de STOP-LOSS para vender su lote a dicho nivel. De este modo, el Sr. Pérez limita su riesgo en esta transacción concreta a 30 pips (300 dólares).

Orden OCO

Las siglas OCO provienen del inglés: “Order Cancels Order”, es decir, una orden cancela la otra. Este tipo de órdenes incluyen un stop y un limite, de manea que cuando una de las dos órdenes es ejecutada, lo otra parte de la OCO se cancela automáticamente.

De hecho, una OCO es una “combinación” entre la orden límite simple y una orden de STOP-LOSS. Se define colocando esas dos órdenes, una por encima y otra por debajo del precio de mercado actual. Suele utilizarse para proteger operaciones abiertas y prevenir operaciones deseadas.

Veamos cómo funciona una Orden OCO a través del siguiente ejemplo:

Ejemplo: El precio del EUR/USD es de 1.2340 dólares por euro. El Sr. Pérez desea: o bien comprar 5 lotes a 1.2395, es decir, por encima del nivel de resistencia, anticipándose así a una posible escalada del euro; o bien quiere vender esos 5 lotes si el EURO/DÓLAR cae hasta los 1.2300.
Dado que el Sr. Pérez quiere una “cosa” o la otra, coloca una Orden OCO. Así, si el mercado llega a los 1.2395, el Sr. Pérez comprará 500,000 y la orden de vender a 1.2300 se cancelará automáticamente.