Encontrar un método en el cual confiar es una de las dos dificultades más grandes que tiene el trader en formación, la segunda es no sabotearse a sí mismo. Todos los métodos existentes tienen ventajas y falencias, amantes y críticos, pero partamos de algo: El método perfecto no existe, nada en el trading es ideal, todo lo bueno tiene un precio que se paga…casino le dicen los detractores, jugadores nos dicen, especialmente quienes pierden consistentemente o quienes no lo han intentado. Puede ser que seamos jugadores, la verdad yo como trader ya no me desgasto en ese tipo de discusiones, es más, ni me interesa el rótulo que nos puedan poner aquellos que por cualquier razón temen u odian el trading.

Entre los muchos intentos que hice por aprender el trading en mis etapas iniciales, encontré algo en común: 1) Todos intentaban predecir lo que va a suceder y 2) Todos intentaban obtener ganancias basadas más en expectativas que en realidad. Debido a lo anterior, sea cual fuere el instrumento de análisis y toma de decisiones, empezamos mal, el mercado no es predecible. Ante esta realidad, el uso de cualquier indicador, conteo de ciclos, lectura de patrones de velas termina siendo inoficioso. LA PREDICCION NO FUNCIONA

¿Cómo resolver entonces el problema? La lectura de Vela Japonesa es poderosa si se le comprende bien. Esto implica dejar de querer predecir movimientos de precio. La acción de precios es poderosa, funciona, porque no intenta predecir nada, solo se siguen huellas expresadas a través de velas. Estas huellas solo son de 3 tipos: Demanda, oferta o indecisión. Cuando el trader aprende a leer las velas, no a intentar adivinar lo que se viene con base en un patrón y sus expectativas personales, es lo que le ayuda a avanzar en su proceso formativo y de negociante – trader. Abandonar la conjugación en futuro (El EURUSD va a subir) y cambiarlo por pensamiento en gerundio (El EURUSD está subiendo) simplifica las cosas, se termina la necesidad de adivinar para dónde irán los precios y solo nos enfocamos en hacia donde se están dirigiendo en el momento presente. Esta manera de pensar es el primer paso para entender la acción de precios. Luego viene seleccionar un marco de tiempo apropiado a sus expectativas y facilidades de negociación, establecer políticas de riesgos e iniciar el trabajo técnico.

En www.go4pips.com trabajamos de manera muy simple, tan elemental que uno no puede creer que así sea. Primero se pregunta ¿qué está haciendo el precio? Esta respuesta nos da la dirección en que se está moviendo, alcista, bajista o lateral. Luego sabiendo la dirección más probable, es decir, seguir la tendencia, favorecemos compras de pisos, ventas de techos o extremos de laterales, algo que cualquiera que sepa análisis técnico aplica, son mantras para los trader. La segunda pregunta es ¿Dónde está el precio? La respuesta es elemental, o está en techo, piso o vacío. La localización ayuda a priorizar las acciones a tomar con base en la primera respuesta de dirección. La pregunta final ¿Es posible operar ya este activo o necesito algo más? Con base en la localización y dirección la respuesta de si se opera ya o si se requiere esperar algún tipo de aparición de demanda en piso, o de oferta en techo hace parte de los procedimientos analíticos y de toma de decisiones que son necesarios para un trading consistente. Este proceso paso a paso, simple y efectivo lo realizamos día a día, en nuestros marcos de tiempo y aplicado a cada activo de nuestro universo personal. Tanto nuestras preguntas y respuestas se obtienen en “blanco y negro” lo cual facilita la toma de decisiones acertada. El resto es aplicar medidas de gerencia objetiva al trade y mantener la disciplina para lograr metas, tanto procedimentales, como las más importantes, las metas de resultados.