El par GBP/USD extendió sus ganancias hasta 1.3328, un nuevo máximo para el año, pero no pudo sostener ganancias después de la publicación de los datos de empleo del Reino Unido. Las lecturas superaron las expectativas, con una tasa de desempleo del 4.3% en los tres meses hasta julio, la más baja en cuatro décadas, mientras que en agosto el número de desempleados cayó en 2.800 mil, mejorando las expectativas de un aumento de 600. Por su parte, los salarios permanecieron inalterados, con un promedio de ganancias en los tres meses hasta julio del 2.1%, ampliando la brecha con la inflación y por lo tanto atando las manos del BOE cuando se trata de alzas de tasas.

a

El par cayó a territorio negativo, hasta la actual zona de precios de 1.3270, y parece estar listo para extender su caída, al menos hacia la región 1.3220, donde en el gráfico de 4 horas, el par tiene el 23.6% de retroceso de su última tendencia alcista, y una fuerte SMA de 20 alcista. Los indicadores técnicos en el marco de tiempo mencionado comenzaron a corregir condiciones extremas de sobrecompra, apoyando además un movimiento descendente hacia adelante. Una ruptura por debajo del mencionado nivel de Fibonacci debería exponer a 1.3165, el 38.2% del retroceso del mismo rally.

Una recuperación parece improbable, pero si el par logra volver a superar el nivel de 1.3300, el rally puede extenderse hasta el 1.3345, un máximo semanal relevante a partir de septiembre de 2016.