La libra apuntó a la baja en los inicios de la sesión de Londres , acercándose a su punto mínimo semanal contra el dólar en 1.2951, mientras que el sentimiento del mercado sigue amargo, con las bolsas cayendo en todo el mundo y los activos de alto rendimiento avanzando a máximos mensuales. Los datos del Reino Unido dados a conocer el jueves fueron en general débiles, añadiendo un tono negativo a la libra, desencadenado la semana pasada por un BOE moderado. No hubo noticias relevantes procedentes del Reino Unido esta mañana, con la atención del mercado centrada en las próximas cifras de la inflación de julio de los Estados Unidos, que se esperaban modestamente más altas, pero todavía moderadas.

a

Desde el punto de vista técnico, el par es bajista y con alcance para extender su descenso en las próximas horas, como en el gráfico de las 4 horas, con una bajista SMA de 20 que sigue rechazando los avances, ofreciendo ahora una resistencia dinámica en 1.2990, mientras que los indicadores técnicos permanecen dentro del territorio negativo, ganando fuerza bajista. Por debajo de 1.2950, los próximos soportes intradía vienen en 1.2920 y 1.2870, mientras que más allá de los 1.2990 mencionados, la resistencia siguiente viene en 1.3020, con un avance más allá de este último siendo bastante improbable para hoy.