El primer lote de datos del Reino Unido está publicado, y el par GBP/USD apenas reaccionó a las noticias, manteniéndose alrededor del nivel 1.2975 y después de haber caído a 1.2951 un mínimo semanal nuevo. La producción industrial del Reino Unido aumentó más de lo esperado en junio, un 0.5%, y un 0.3% interanual, pero las manufacturas se mantuvieron rezagadas, planas en el mes y subiendo un 0.6% si se compara con el año anterior. Un informe separado mostró que el déficit comercial se amplió en junio, en 2.0 mil millones de libras en 2017 a 4.6 mil millones.

a

Todavía pendiente de la publicación en el Reino Unido está la estimación del PIB de NIESR para los tres meses hasta junio previsto en 0.3%. Mientras que la atención durante la sesión de EE.UU. se centrará en las cifras de precios de producción de julio.

El par está a punto de extender su descenso, dado que en el gráfico de 4 horas, el precio se ha extendido por debajo de una bajista SMA de 20, actualmente en 1.3010, mientras que los indicadores técnicos vacilaron en un acercamiento temprano a sus líneas medias y reanudaron sus caídas. Una ruptura por debajo de 1.2950 debería llevar a una extensión hasta 1.2910, con movimientos adicionales dirigidos a 1.2870. Por encima de 1.3010 la presión bajista probablemente se aliviará, pero los intereses de venta probablemente resurgirán si el par se aproxima a la zona de precios 1.3050/60.