• El infierno se desató... un par de veces esta semana.
  • El EUR/USD está sobreextendido, pero no muestra signos técnicos de agotamiento alcista.
El dólar estadounidense abrió la semana con una base sólida, ya que a pesar de no cumplir con las expectativas del mercado, las nóminas no agrícolas NFP publicadas el viernes pasado no fueron suficientes para alejar a los políticos de Estados Unidos de su camino de ajuste moentario. Además, los miembros de la Fed que hablaron en diferentes eventos respaldaron el caso de tres subidas de tipos este año, impulsando aún más la moneda estadounidense. Todo se desató el miércoles cuando una agencia de noticias publicó un titular que indicaba que los oficiales chinos recomendaban detener o reducir la compra de rendimientos del Tesoro estadounidense. Para el dólar, todo ha ido hacia debajo desde ese momento, a pesar de que el gobierno de China negó las noticias al día siguiente.

El par EUR/USD recuperó el nivel de 1.2000 y extendió sus ganancias el jueves, ya que el PPI de EE.UU. cayó por debajo de lo esperado, con los precios al productor cayendo por primera vez en más de un año, resultando en -0.1% en diciembre, en medio de menores costes por los servicios . El acta de la última reunión del BCE, añadió más leña al fuego, recordando el interés especulativo sobre cuán optimistas son los políticos con respecto al crecimiento económico.

La madrugada del viernes, las noticias que indican que los partidos alemanes lograron un avance en las conversaciones para formar un gobierno, enviaron el par EUR/USD hasta el nivel 1.2100 por primera vez desde enero de 2015, mientras que los tibios datos de ventas e inflación de Estados Unidos mantuvieron el par en máximos de varios años. A pesar de que la inflación subyacente de EE.UU. registró su mayor ganancia en casi un año, se mantuvo muy por debajo del objetivo de 2% de la Fed, un aumento del 0,3% en el mes y del 1,8% con respecto al año anterior. Las ventas minoristas en diciembre registraron un modesto avance esperado del 0.4%.

¿Qué pasa ahora? Bueno, en primer lugar, está previsto que la semana empiece a cámara lenta con festivo el lunes en EE.UU., y no lleguen datos relevantes del país hasta el jueves, cuando salgan las cifras de vivienda y una encuesta de fabricación de la Fed. En Europa, sin embargo, el calendario macroeconómico estará más ocupado, con las publicaciones de datos repartidas durante toda la semana e incluyendo la inflación de la UE.

En segundo lugar, incluso los más distraídos saben que Draghi y compañía preferirían ver al EUR/USD por debajo de 1.2000, ya que una moneda más fuerte significa presiones inflacionarias menores, por lo que el engaño no debería impresionar a los inversores.

Finalmente, el Banco Central de EE.UU. se ha vuelto irrelevante, con Janet Yellen saliendo y Jerome Powell entrando, en febrero. No hay nada que los políticos actuales puedan hacer o decir, ya que el mercado espera a la nueva composición de las autoridades para empezar a recuperar la atención.

Dicho esto, parece que el mercado no tendrá muchas razones para volverse optimista sobre el dólar estadounidense.

EURUSD

Técnicamente, el impulso alcista es fuerte en casi todos los marcos de tiempo posibles, ya que el par EUR/USD presiona su máximo de varios años al final de la semana, operando en la zona de 1.2140. En el gráfico semanal, el par subió después de acercarse a la media simple de 20 períodos alcista, mientras que los indicadores técnicos subieron a máximos de 5 meses, manteniendo sus pendientes alcistas, todo en línea con ganancias adicionales por delante. Los indicadores técnicos en el gráfico diario también respaldan un avance continuo, ya que el par se mantuvo por encima de la media simple de 20, luchando a mediados de semana antes de subir, mientras que los indicadores técnicos se dirigieron hacia arriba casi verticalmente, ahora acercándose a las lecturas de sobrecompra.

El movimiento alcista ha sido rápido y furioso, por lo que una corrección a la baja no puede descartarse, sin embargo en este punto, el movimiento alcista continuará. El par tiene una resistencia inmediata en 1.2150, con ganancias por encima del nivel que abre las puertas para una extensión de hasta el nivel 1.2260, una zona de resistencia estática fuerte. Los alcistas y los bajistas deberían luchar alrededor de este último, pero si los alcistas ganan, el nivel 1.2300 parece probable para la próxima semana. La zona de precios de 1.2090 es el soporte inmediato, seguido por el nivel de 1.2000. Por debajo de este último, el par puede extender su caída hacia la zona de 1.1920, pero las posibilidades son limitadas, y es probable que los compradores defiendan la zona 1.2000.

El sentimiento hacia el EUR/USD está mezclado de acuerdo con la encuesta de pronósticos de FXStreet, donde en base semanal, el número de alcistas y bajistas está empatado en el 43%. El objetivo promedio, sin embargo, se ubica en 1.2152, mientras que el gráfico general muestra una tendencia semanal claramente positiva, por primera vez en más de tres meses. En comparación con la semana anterior, cuando el sentimiento fue alcista, el objetivo promedio se encuentra más de 200 pips por encima. Los bajistas son una pequeña mayoría en la vista de 1 mes, pero crecen fuertemente en la vista trimestral, ya que el 76% de los expertos encuestados están a favor de una bajada del precio, ponderada principalmente por los bancos, que son los que apuestan por nuevas caídas. El objetivo promedio en este último período de tiempo, sin embargo, no se modifica, con los inversores viendo el par en torno a 1.1850. La tendencia se aplana en la perspectiva a más largo plazo, pero en comparación con el sentimiento de hace un par de semanas, la mayor cantidad de posibles objetivos también ha subido en alrededor de 200 pips, sugiriendo de alguna manera que el último movimiento convence a los inversores de que no todo es acerca de políticas monetarias divergentes.
posiciones