Índice de Competitividad Global (ICG) del Foro Económico Mundial (FEM): existe una mejoría significativa en el desarrollo de los mercados financieros de México, pero persisten retos importantes

  • El pilar de desarrollo de mercados financieros correspondiente al 2011-2012, mostró una mejoría de 13 lugares, éste fue el segundo avance más alto en número de posiciones dentro de las doce variables que conforman el ICG. Por su aportación en el puntaje total, esta variable contribuyó con 0.33 de los 4.3 puntos de avances registrados por México (participación de 7.5% sobre el puntaje total)

  • México en su conjunto, mejoró su posición respecto al año anterior, avanzando 8 posiciones, al pasar del lugar 66 (considerando 139 países) al lugar 58 (entre 142 países).

  • El subíndice relacionado con variables detonadoras de eficiencia, el cual contribuye al 50% del puntaje global y además contiene el efecto del desarrollo de mercados financieros, registró un importante avance de 8 posiciones.

  • A pesar de los avances registrados, el pilar de desarrollo de mercados financieros en México aún se encuentra en una posición menos favorable que el resto de los pilares que fundamentan la competitividad y se ubica en el lugar 83, por debajo del puesto alcanzado por el subíndice de detonadores de eficiencia (lugar 53) y del ICG (lugar 58).

  • El reporte del Foro Económico Mundial (FEM) también muestra que ha mejorado la percepción de que acceso al financiamiento, que constituye un factor limitante para hacer negocios. No obstante, existe una mayor preocupación por factores asociados a seguridad como crimen y robo.

El Índice de Competitividad Global (ICG) publicado por el Foro Económico Mundial (FEM) está diseñado para medir los fundamentales micro y macroeconómicos de la competitividad, medida como el conjunto de instituciones, políticas y factores que determinan el nivel de productividad de un país. Dicho índice constituye una de las referencias más utilizadas para medir competitividad y de las más amplias por el número de países que incluye (142 en su última edición).

El ICG contiene directamente 113 indicadores y además de requerir en su construcción variables adicionales para calcular el grado de desarrollo de cada país, para la validación de datos y para análisis empíricos auxiliares. En total, cerca de 20,000 puntos de información son recolectados cada año para calcular el índice. Cerca de 12,000 de estos puntos provienen de la Encuesta de Opinión Ejecutiva del FEM y el resto se obtiene de fuentes reconocidas externas., que constituyen datos cuantitativos o “duros”

En la publicación 2011-2012 México mejoró su posición respecto al año anterior, avanzando 8 posiciones, al pasar del lugar 66 (considerando 139 países) al lugar 58 (entre 142 países).

El ICG está formado por 12 variables o pilares que contribuyen a determinar la productividad, Por el número de posiciones (Tabla 1), el subíndice que para México mostró una mejora más significativa fue el asociado a sofisticación e innovación (14 lugares), mientras que por variable o pilar, los que mostraron un mayor avance fueron los asociados a Innovación (15 lugares), desarrollo de los mercados financieros (13 lugares) y eficiencia del mercado de bienes (12 lugares).

Tabla 1: Índice de Competitividad del Foro Económico Mundial

Observatorio Bancario

El único indicador que presentó un retroceso fue el asociado con el entorno macroeconómico (caída en 11 posiciones), sin embargo los datos de este pilar no son estrictamente comparables con el año previo ya que un cambio para varios países en las fuentes de información que lo integran generó un rompimiento en las series de respectivas.

El avance en cada uno de los pilares tiene un impacto diferenciado dependiendo de la etapa de desarrollo de cada país, por lo que para medir su importancia dentro de la competitividad global, estas variables son agrupadas en subíndices que aportan un peso distinto al puntaje total. Los países son agrupados de acuerdo a su nivel de desarrollo en:

  • Etapa I. impulsados por factores de producción, en los cuales se compiten a partir de la dotación inicial de factores de producción. Para estos países, el subíndice de requerimientos básicos tiene un mayor peso en la calificación,

  • Etapa II: impulsados por eficiencia, cuando los países para competir tienen que desarrollar procesos de producción más eficientes e incrementar la calidad de los productos. El subíndice de detonadores de eficiencia cuenta con un mayor peso dentro de su puntaje.

  • Etapa II: impulsados por la innovación etapa en la cual las empresas de un país compiten produciendo nuevos y diferentes bienes a través de innovación y procesos de producción sofisticados .El subíndice con mayor peso en su calificación es el asociado a sofisticación e innovación.

En el caso de México, que está clasificado como país en transición entre las etapas II y III, el subíndice de requerimientos básicos tiene un peso de 38.6% en el puntaje global, el subíndice de detonadores de eficiencia contribuye con 50% y el asociado a sofisticación e innovación aporta 11.4% al puntaje final. De esta forma, por su contribución en el puntaje global, los avances registrados en las posiciones de los pilares de desarrollo de mercados financieros y eficiencia en el mercado de bienes tienen un mayor impacto que el avance registrado en el pilar de innovación. En particular, el puntaje de 4.3 registrado por México en la evaluación de competitividad 2011-2012 (de un máximo de 7 puntos) se compone por: a) 1.8 puntos aportados por el subíndice de requerimientos básicos, b) 2.1 por el de detonadores de eficiencia y, c) 0.4 puntos provenientes del subíndice de sofisticación e innovación (Gráfica 1).

Observatorio Bancario

 Dentro del subíndice de detonadores de eficiencia (Tabla 1), el factor con una mayor contribución positiva al total es el asociado al tamaño del mercado (lugar 12) mientras que uno de los que más limita la competitividad es el correspondiente al de eficiencia del mercado laboral (lugar 114). Los pilares asociados a eficiencia en mercado de bienes y desarrollo de mercados financieros aún tienen un amplio margen de mejora, pues aún se ubican por debajo de la posición del subíndice correspondiente y del índice global.

En la medición 2011-2012, el pilar de desarrollo de mercados financieros mostró una mejora de 13 lugares y fue el segundo avance más alto en número de posiciones dentro de las doce variables que conforman el Índice Global. Cabe señalar que este pilar contribuyó con 0.33 de los 4.3 puntos registrados por México (Gráfica 1), con una participación de 7.5% en el puntaje global.

El pilar de desarrollo de mercados financieros está conformado por ocho variables, siete de las cuales son cualitativas y provienen de encuestas. Todas las variables tienen el mismo peso sobre el cálculo del puntaje del pilar.

Respecto al año previo, las variables que mayor avance registraron fueron (Tabla 2): asequibilidad de los servicios financieros (20 posiciones), financiamiento a través del mercado de capitales (20 posiciones) y disponibilidad de capital de riesgo (18 posiciones). Sólo una de las variables registró retroceso en posiciones: la asociada a regulación del mercado (pérdida de 8 lugares).

Tabla 2: Desarrollo de los mercados financieros

Observatorio Bancario

Para México, la variable que continúa con la mejor posición dentro de las asociadas a desarrollo de mercados financieros es la correspondiente a solidez de los bancos, la cual este año se ubicó en el lugar 40, superior al puesto alcanzado por el subíndice de detonadores de eficiencia (lugar 53) y del ICG (lugar 58). Por otro lado, las variables en donde el país tiene mayores oportunidades de mejora son: regulación de mercado de valores (lugar 99), facilidad para obtener crédito (lugar 92) y, a pesar de los avances registrados, asequibilidad de los servicios financieros (lugar 85).

Adicional a los indicadores asociados a factores que detonan o facilitan la competitividad, las encuestas empleadas por el FEM también capturan opiniones respecto a factores que la obstaculizan. En el caso de México se registró un cambio dentro de los factores que se perciben como problemáticos para hacer negocios. Este año, el crimen y robo registró 16.5% de las respuestas como factor más problemático, un incremento de 3.8 untos porcentuales respecto al año previo (Gráfica 4). Otra de los factores que experimentó un incremento importante fue el asociado a regulación fiscal (que paso de 6.8% a 10.3%). Dentro de los factores que perdieron relevancia respecto al año pasado se encuentran acceso al financiamiento (con una disminución de 13.0% a 10.7%) e inflación (de 3.4% a 1.1%).


Valoración

Si bien el último ICG de México muestra importantes avances en términos de competitividad global, la posición que ocupa (58 de 142) aún es modesta, dado su tamaño e importancia en la economía mundial. Aunque el subíndice de detonadores de eficiencia es el que más podría influir en la mejora de la competitividad global, por el peso que se le atribuye dada la etapa de desarrollo del país, algunos de los pilares que lo componen aún registran un rezago considerable. Tal es el caso de pilar de eficiencia en el mercado laboral, eficiencia en el mercado de bienes y en el de desarrollo de mercados financieros. Dentro del pilar de desarrollo de mercados financieros aún hay amplio margen de maniobra para mejorar la percepción de asequibilidad de los servicios financieros y facilidad para obtener crédito bancario. En el futuro, los avances que se logren en estos indicadores y pilares serán claves para mejorar la percepción de competitividad de nuestra economía.