El precio del petróleo se ha disparado las últimas cuatro semanas, desde que inició una recuperación cuando cayó a 41,81 en junio de 2017. Para luego alcanzar valores máximos no vistos desde hace tres años cuando llegó a 64,53.- Esto equivale a una ganancia acumulada de 54,3% desde el inicio del rally alcista.

Revisando el gráfico diario podemos ver que el precio supera con éxito el canal de tendencia alcista, donde se observa un fenómeno poco usual ya que el precio se encuentra subiendo inclinadamente por la parte alcista del canal lateral ascendente. 

Si los toros continúan manejando el precio del petróleo, y son capaces de empujarlo por sobre este máximo de tres años, podríamos ver una extensión mayor en el corto-mediano plazo del rally alcista, impulsando al precio al nivel de 75 que se alcanzó por última vez en octubre de 2011, ya que no se aprecia alguna resistencia clara antes de que pueda poner freno al petróleo.

Sin embargo, dado que el rally parece que se está sobreextendido, ya que el RSI se encuentra en estado de sobrecompra (79) un valor muy alto respecto de periodos de sobrecompra anteriores, aunque puede permanecer ahí por un buen tiempo. Más el MACD que parece estar encontrando techo, ya que las barras del histograma (1.295) se encuentran en su punto más alto alcanzando su peak. La probabilidad de que los osos tomen control del mercado y generen una corrección bajista en el corto plazo, llevando el precio a la baja a 62.00 es muy probable.

De ocurrir esto, el precio volvería a entrar en el canal alcista para comenzar a corregir. La primera resistencia en buscar serían los 62 antes mencionados, si no logra mantener este nivel, rápidamente buscaría los 60 que se presenta como soporte más significativo en el corto plazo, ya que es un valor psicológico importante donde puede rebotar el precio por un tiempo, también se encuentra en ese valor la media móvil de 20 días.

wti