La moneda única mantiene el buen paso esta semana, manteniendo los negocios en torno a la barrera clave de 1.0700 frente al billete verde, en camino, además, de cerrar su segunda semana consecutiva con ganancias.

A pesar de la buena performance esta semana, EUR permanece bajo presión en vista de las elecciones en Francia del domingo próximo y con todas las miradas en Marine Le Pen. Los recientes ataques en París han dado más oxígeno a la candidata de la ultra-derecha, que ha recibido el apoyo explícito de la policía francesa luego de sus declaraciones exaltando la seguridad del país y la revisión de las fronteras.

Por el lado del USD, el secretario del Tesoro americano S.Mnuchin ha reiterado ayer que la administración Trump develaría en breve los planes para dar curso a la tan esperada reforma impositiva, lo que ha dado algo de empuje al Indice Dólar hacia la zona de nuevos máximos en 99.80.

Por lo mencionado anteriormente, la cautela frente a los probables resultados en las elecciones en Francia debería comenzar a prevalecer entre los operadores, mientras que EUR/USD enfrentaría su valla inicial en el máximo de ayer en la zona de 1.0780, reforzada al mismo tiempo por un retroceso de la caída de marzo-abril, previo a la banda de 1.0830/40, donde se localiza otro retroceso de Fibonacci y la crítica media móvil de 200-días. En caso de retomar la senda bajista, las medias móviles de 20-, 55- y 100-días en la banda de 1.0680/30 emergen como los soportes transitorios.

eur