La moneda única continua alternando ganancias con pérdidas durante la primera mitad de la semana, todo en el más amplio contexto de ausencia de una dirección definida en el comienzo del nuevo año.

Como de costumbre en los últimos períodos, la dinámica en torno al billete verde permanece como el catalizador casi exclusivo de la acción de precios del EUR/USD, que se mantiene por ahora con soporte decente en la vecindad de 1.0500 mientras las ganancias se hallan limitadas por ahora en la férrea banda de resistencia en la región de 1.0630.

Toda la atención en la jornada de hoy pasará por la conferencia de prensa del presidente electo de Estados Unidos Donald Trump, en la que los inversores buscarán despejar más dudas acerca de la dirección de las políticas bajo la administración del magnate hotelero.

El dólar podría verse beneficiado en caso que las palabras de Trump giren en torno a temas referidos a desregulación y crecimiento de la economía, mientras que el escenario podría complicarse en caso que temas efervescentes como la política inmigratoria o exterior o conflicto de intereses comiencen a ganar terreno. Recordemos que el rally en el dólar tras las elecciones en Estados Unidos ha obedecido fundamentalmente a la potencial implementación de mayores estímulos fiscales bajo la presidencia de Trump, lo que redundaría en cifras de inflación mayores a las estimadas y una consecuente aceleración en el proceso de ajuste de la política monetaria por parte de la Reserva Federal.

Mientras tanto, el ascenso en EUR/USD enfrenta la valla inicial en la zona de recientes máximos en torno a 1.0630, previo a la banda de 1.0650/1.700. En caso de retomar la senda bajista, la zona de 1.0470/10500 emerge como el soporte transitorio, previo a mínimos por debajo de 1.0400.

eur